Diego Farizano Salazar, es bioquimico, trabaja en el Hospital de Campaña, publicó una carta en su Facebook defendiendo a sus colegas y trabajadores de la salud, que desde marzo están luchando en la primera línea, contra el covid. “Por todo esto les pido, sean responsables socialmente, antes de atacar públicamente al Hospital de campaña y a las personas que hacen lo posible y lo imposible ante este virus que pone a prueba a cualquier profesional. Piensen en el impacto emocional de nuestros soldados, en que socavan la imagen de la última esperanza de un enfermo de Covid” remarcó.

A continuación la carta: 

Carta a la ciudadanía:
Soy profesional de la salud hace 17 años, uno más. Hace 17 años me dedico a la emergentología y a pacientes de terapia intensiva. Ningún estudio de grado o de postgrado, ni todos los años de servicio me prepararon para ser cuestionado y atacado por la sociedad que juré curar y cuidar. Nada me preparó para esta pandemia tan mediática, donde personas sin formación en salud, manejan información que no están preparadas para interpretar. No por falta de inteligencia, solo por falta de años de estudio necesarios para entender dichos números.
Desde marzo todo el personal de salud de corrientes se ha puesto al hombro la enorme responsabilidad de defender la salud más allá de su vida y la de su familia. Incluso cuando no se sabía nada del Covid, donde el horizonte eran montañas de cadáveres y no existía ninguna terapéutica.
Tuvimos bajas de profesionales amigos y no amigos, pero cada uno nos dolía por igual, tuvimos familiares de amigos que perecieron ante esta desgracia y compañeros que se quebraron sicológicamente. No fue, ni es fácil. Cuando les hisopen y les duela, acuérdense de nosotros que nos hispan cada una semana, si así es, cada una semana desde marzo; y ni hablar del traje de bioseguridad.
Por todo esto les pido, sean responsables socialmente, antes de atacar públicamente al Hospital de campaña y a las personas que hacen lo posible y lo imposible ante este virus que pone a prueba a cualquier profesional. Piensen en el impacto emocional de nuestros soldados, en que socavan la imagen de la última esperanza de un enfermo de Covid.
A los que tengan un problema o reclamo, háganlo, pero siempre por ustedes o un familiar y con pruebas reales. Y que se sancione a quien sea responsable, pero no un ataque anónimo y cobarde como son redes.
Los que me conocen saben que estoy a su disposición sin importar día, ni hora. Y doy fe que todos mis colegas también. Atte.
Diego H Farizano Salazar
MP546
Bqco. Hospital de Campaña EH Ctes